martes, 3 de enero de 2012

Vostok 1


Vostok 1.




El año pasado se cumplieron 50 años del legendario vuelo de Yuri Gagarin, a bordo de la Vostok 1, vuelo que significó la entrada de la humanidad a la era espacial. Muchas cosas han cambiado desde entonces, pero siempre es fascinante reflexionar sobre los peligros y desafíos que tuvieron que superar científicos e ingenieros aeroespaciales para cumplir con el sueño de enviar a un hombre al espacio.

Gagarin despego el 12 de abril de 1961, desde el icónico cosmodromo de baikonur. El vuelo consistió en sólo una órbita a la Tierra a una altitud de 315 km. La carga de la nave incluía equipamiento de soporte vital, radio y televisión para monitorizar las condiciones del cosmonauta. El vehículo lanzador encargado de llevar a la Vostok al espacio fue nada menos que una versión modificada del R-7 Semyorka, el primer ICBM (misil balístico intercontinental) que fue desplegado por la Unión Soviética durante la Guerra Fría. 
Preparación del R-7 Semyorka.

Lanzamiento de la Vostok 1.
Por aquel entonces, el mayor secretismo rodeaba el programa espacial tripulado soviético y la identidad de todos los participantes de los vuelos al espacio era un secreto. Salvo Gagarin, nadie sabía el nombre de los cosmonautas del programa Vostok. Seguro se preguntarán, ¿por qué tanto secreto? Los militares soviéticos no querían que se supiese el más mínimo detalle sobre el R-7 Semyorka, utilizado como base para el lanzador de la Vostok, de ahí el interés en controlar la información sobre este cohete. En las fotografías y documentales soviéticos de la época el cohete aparecía simplemente como "cohete Vostok". Para colmo, se empleaban imágenes que nada tenían que ver con el R-7.
Cohete "Vostok" presentado a al prensa soviética de la época.
Incluso el aspecto real de la Vostok fue un secreto durante muchos años, presentandose maquetas al publico que nada tenian que ver con la nave original.
Aspecto imaginado de la Vostok aparecido en la prensa norteamericana.


Aspecto real de la Vostok






El vuelo fue totalmente automático, es decir, la nave fue lanzada en una trayectoria específica, la principal tarea del cosmonauta era mirar por la ventana (y sobrevivir claro está), además el panel de control estaba bloqueado, aunque Gagarin poseía un sobre cerrado con el código numérico para el caso de que hubiera necesidad de tomar el control manual de la nave. Recordemos que este era el primer vuelo de la primera nave espacial de la historia, muchos sistemas y subsistemas aún no habían sido desarrollados.

El módulo de equipamientos de la nave no se separó de la cápsula al final de la misión, por algún problema técnico, y acabó provocando una situación crítica, al quemarse en la reentrada. Algo parecido también ocurrió en el programa Mercury de los Estados Unidos.

Después de la reentrada, Gagarin descendió usando un paracaídas propio, como estaba planeado, esto fue así debido a que la capsula Vostok no tenia la capacidad para un descenso seguro con el astronauta, por lo tanto Gagarin se expulsó de la capsula antes de llegar al suelo. Algo realmente curioso es que la URSS haya negado esto durante años por miedo a que el vuelo no fuera reconocido por las entidades internacionales, ya que el piloto no acompañó a su nave hasta el suelo.
Reentrada de la Vostok 1.

Este vuelo inició la carrera espacial tripulada que eventualmente pondría al hombre sobre la superficie de la luna, posteriores naves espaciales cada vez más avanzadas continuaron los pasos de Gagarin y otros en la exploración del espacio, exploración que continua hasta el día de hoy.




1 comentario:

  1. es un lastima que no se menciona ni una vez a Koroliov, Yuri gagarin era un PAQUETE MAS, el logro fue de KOROLIOV.

    ResponderEliminar