martes, 16 de agosto de 2011

Mundo Océano.


Un planeta o mundo océano (también llamado un mundo acuático, no confundir con la película homónima) es un tipo hipotético de planeta aún no descubierto oficialmente cuya superficie está completamente cubierta por un océano de agua, por lo tanto no posee ni islas ni continentes. En el caso de la existencia de vida, esta solo sería acuática, no terrestre.

Mundo Océano.


Los objetos planetarios que se forman en la parte externa del Sistema Solar comienzan como una mezcla en forma de cometa de alrededor de 50% de agua y 50% de roca por masa, fruto de la nebulosa primordial que dio origen a la estrella. Simulaciones de la formación del Sistema Solar han demostrado que los planetas probablemente emigren al interior o hacia el exterior a medida que se forman, presentando la posibilidad de que los planetas helados podrían trasladarse a órbitas donde su hielo se derrite a su forma líquida, convirtiéndolos en planetas océano. Tales planetas podrían por lo tanto teóricamente soportar vida.



Los océanos en tales planetas serían de cientos de kilómetros de profundidad, mucho más profundo que los océanos de la Tierra. Las inmensas presiones en las regiones más bajas de estos océanos podrían dar lugar a la formación de un manto de formas exóticas de hielo. Este hielo no necesariamente sería tan frío como el hielo convencional. Incluso en planetas fríos dominados por el agua, la atmósfera puede ser mucho más gruesa que la de la Tierra, y compuesta principalmente por vapor de agua, produciendo un efecto invernadero muy fuerte.


Como la mayoría de los planetas son gigantes gaseosos, es  probable que existan en mayor cantidad las "lunas acuáticas" que acompañan a sus respectivos planetas. Las nuevas teorías de formación planetaria establecen que Júpiter se habría acercado al sol en su juventud pero que la interacción gravitatoria con Saturno habría frenado su viaje hacia el interior del sistema solar. Si Júpiter orbitara al sol a, digamos, la distancia de la órbita de la tierra, la pequeña y actualmente helada luna Europa muy probablemente sería una luna acuática, y ofrecería una vista similar a la que observamos en la imagen inferior.

 

El planeta extrasolar GJ 1214 b es el candidato conocido más probable para un planeta océano de todos los descubiertos hasta la fecha. 

Planeta GJ 1214 b, orbitando a su estrella progenitora.

GJ 1214 b es un planeta extrasolar que orbita la estrella GJ 1214 aproximadamente a 40 años luz, en la constelación de Ofiuco. Esta Super-Tierra tiene 6 veces la masa de la Tierra y 2,6 veces su radio. Se cree que GJ 1214 b está formado principalmente por agua helada en un 75%, silicio y hierro, además posee una atmósfera muy densa, de unos 200 km de espesor. Su periodo orbital es tan sólo de 38 horas, con un semieje mayor de 0,06 unidades astronómicas (2 millones de km), unas 70 veces más cerca que la Tierra al Sol.
 
Comparativa de tamaños entre la Tierra, GJ 1214 b y Neptuno.


Muchos más objetos se espera sean descubiertos por la misión espacial Kepler en curso y por otras que le sucederán. Lo que queda en claro, es que al parecer existen en nuestra galaxia muchas más clases de planetas que los que habitan en los dominios del sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario